El aplicador de etiquetas un equipo versátil esencial en la industria moderna

Las empresas buscan expandir y optimizar sus operaciones para llevar sus productos al mercado y que puedan ser fácilmente identificados por el público, automatizar los procesos de etiquetado, reducir los costos de etiquetado y mejorar la consistencia de sus operaciones son pasos fundamentales para lograrlo; para ello se necesita de un aplicador de etiquetas que se adecue a las necesidades de cada empresa.

 

Los aplicadores de etiquetas son equipos desarrollados con tecnología de punta que se emplean a nivel industrial para aplicar etiquetas sensibles a la presión directamente sobre el envase, empaque, contenedor, caja, botella, frasco o tambor que contiene un determinado producto, estas máquinas se adaptan con total facilidad a cualquier línea de producción en todo tipo de empresas.

Podemos encontrar dos categorías generales de aplicadores de etiquetas, los que están diseñados para aplicar etiquetas preimpresas, que deben ser creadas por un fabricante de etiquetas, quien debe coordinar la impresión de etiquetas para que coincidan con el sistema del aplicador de etiquetas que posee la empresa.

También encontramos los que tienen la capacidad de imprimir en la etiqueta la información que se requiera y luego aplican de forma automática esta etiqueta al producto, este tipo de máquinas ofrece mayor versatilidad y evita el uso de etiquetas preimpresas.

Tipos de aplicadores de etiquetas

Existen tres tipos principales de aplicadores de etiquetas, los cuales se pueden configurar para admitir un sistema de solo aplicación o de impresión y aplicación:

  • Aplicadores de etiquetas automatizados integrados.
  • Etiquetadoras independientes
  • Aplicadores semi – automáticos.

Aplicadores de etiquetas automatizados integrados

Son equipos que utilizan tecnología de punta para automatizar, agilizar y hacer más rentable el proceso de etiquetado en cualquier tipo de empresa; Un aplicador de etiquetas integrado y automatizado es una solución que se puede integrar a cualquier línea de producción o sistema de manejo de productos; los cuales se mueven a lo largo de un transportador, donde un cabezal aplicador aplica las etiquetas.

Estos equipos permiten utilizar un modo de operación en línea, los productos se colocan de manera automática en el transportador; o el modo de operación fuera de línea, los productos deben ser colocados de forma manual en el transportador para que sean etiquetados.

Aplicador de etiquetas semi – automático

Este tipo de aplicador es un equipo cuyo funcionamiento requiere que un operador coloque el producto en el receptor o plantilla, para poder aplicar la etiqueta accionando un pedal o sensor, estas máquinas cuentan con un chasis que permite graduar la altura.

El cabezal aplicador se encarga además de dispensar las etiquetas y cuenta con algunas características básicas:

  • Velocidad de etiquetado de hasta 30 metros/min.
  • Motor paso a paso.
  • Permiten el uso de etiquetas de hasta 150 mm.
  • Capacidad de detección de envases.

Aplicadores de etiquetas independientes

Se trata de un un conjunto de etiquetado que se puede integrar a un sistema de manejo de productos ya existente o incluir en el diseño de uno nuevo; se les puede instalar directamente en un transportador u otra máquina o pueden incluir un soporte de cabeza portátil.

Métodos de aplicación de etiquetas

Existen tres métodos diferentes con los que los aplicadores pegan la etiqueta al producto:

  • Barrido por contacto (Wipe-on).
  • Soplado de aire (air-blow).
  • Golpe – golpe.

Barrido por contacto

Es el método de aplicación de etiquetado sensible a la presión más común y por ende es utilizado por muchas empresas, el etiquetado de barrido, aplica la etiqueta cuando el producto pasa el borde dispensador del aplicador. La etiqueta se aplica con rodillo o brocha.

Aplicación de soplado de aire

Este método necesita de un ventilador eléctrico que crea un vacío que permite mantener la etiqueta con precisión en una cuadrícula o rejilla, cuando el producto pasa por debajo de la rejilla es liberada una ráfaga controlada de aire comprimido que hace que la etiqueta sea fijada en el producto.

Aplicación golpe – golpe

Es un método que comparte ciertas similitudes con la aplicación de soplado de aire, los aplicadores de golpe – golpe sostienen la etiqueta en una rejilla o cuadrícula utilizando aspiradora, seguidamente dispensan una ráfaga de aire para aplicar la etiqueta al producto. Se diferencia del método de soplado de aire porque utilizan además un cilindro de apisonamiento neumático para acercar la rejilla al producto.

Aspectos a considerar al seleccionar un aplicador de etiquetas

Cuando se decide invertir en un sistema de aplicación de etiquetas, hay que considerar que se trata de una inversión que puede llegar a ser cuantiosa, por ello hay que asegurarse que coincida adecuadamente con el tipo de envase o empaque en va el producto y que se pueda adaptar a la línea de producción existente, además se debe considerar algunos aspectos clave:

  • Superficie del producto: el aplicador debe tener en cuenta la superficie y el material del producto, ya sea plano, cóncavo, convexo, texturizado, liso o de otro tipo.
  • Tamaño y forma de la etiqueta: los aplicadores deben estar en capacidad de ajustarse al ancho, largo y forma de las etiquetas de cada producto.
  • Materiales de fabricación de la etiqueta: el aplicador debe ser compatible con cualquier material en que esté fabricada la etiqueta que utilice la empresa, como papel, película, papel de aluminio, entre otros.
  • Escalabilidad: los aplicadores de etiquetas industriales deben cumplir con la tasa de producción requerida y deben ser escalables para aumentar o disminuir la producción de acuerdo a las necesidades de la empresa.
  • Precisión: el aplicador debe ajustarse a adecuadamente a las tolerancias de precisión para la aplicación de etiquetas en los diferentes productos de una línea de producción..
  • Ubicación de la etiqueta: los aplicadores deben estar en capacidad de aplicar la etiqueta en la parte correcta del producto, independientemente de su forma.

Es importante además contar con el apoyo técnico necesario para encontrar la solución adecuada a las necesidades de la empresa en cuanto aplicación de etiquetas, a fin de lograr un sistema:

  • Eficiente.
  • Preciso.
  • De larga duración.
  • De bajo costo.
  • Fácil de usar.
  • Capaz de adaptarse a la velocidad de producción.

Otras Contenidos de Interés en Mapadenegocios

estudios contables

Los mejores estudios contables de Uruguay

Los estudios contables se han convertido en una de las alternativas más recomendables para las empresas y personas particulares en ...
Leer Más
agencias traducciones

Top 3 de las mejores empresas de traducciones en España

Las empresas de traducción profesional en España son una gran solución cuando se necesita ayuda para traducir con el más ...
Leer Más

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*