La mejor manera de tener un personal contento y arraigado con su trabajo es simplemente siguiendo una serie básica de normas éticas y morales, que sigan un curso políticamente correcto, para que pueda coexistir una buena relación.

Si bien no existen fórmulas mágicas para mantener a tus subordinados permanentemente felices, lo ideal es establecer las pautas claras desde un comienzo, así más tarde, no surgen imprevistos y futuras controversias lo cual, lógicamente no beneficia a ninguna de las partes, demostrando con ello una clara poca profesionalidad.

Continuar leyendo “3 malas prácticas que desmotivan a tu personal” »