Hace unos días, en un artículo sobre los negocios en Internet, prometía que comentaría algunas ideas de negocios que pueden ser interesantes y que sólo pueden ser emprendidas en la web. Pues bien, hoy veremos una de ellas: formar parte de un programa de afiliados.

Participar en programas de afiliados

Participar en un programa de afiliados significa que te unes a un equipo como promotor de productos o servicios desarrollados por terceros, con el objetivo de generarle ganancias a ese tercero y gracias a ello tu cobrarás comisiones de esas ventas. La principal cuestión que debes tener en cuenta al ser un afiliado es qué producto o servicio vas a promover, y para ello tienes que elegir un nicho del mercado que te resulte afín o en el que puedas desenvolverte cómodo. Si ya tienes montado un blog o una página web, sólo debes poner manos a la obra.



A modo de ejemplo

Una de las opciones que encontrarás en Internet, que te facilitarán la búsqueda y el análisis del producto para promocionar, es inscribirte en el sitio web Clickbank. Pongamos de ejemplo que posees un blog donde hablas sobre perros. Entras a Clickbank y eliges promocionar un libro electrónico sobre “Nuevo sistema Verónica de entrenamiento”. De este modo obtienes un HopLink con el que podrás promocionar el libro en tu blog, en los foros donde participes, etc.

La forma más atractiva de promocionar un producto o un servicio es mediante un video. Bastará una simple cámara hogareña y un voluntario para crear tu publicidad. Así, cada vez que alguien haga clic en el HopLink y compre el libro electrónico del “Nuevo sistema Verónica de entrenamiento”, ClickBank te abonará la comisión que corresponda (según el caso, puede llegar al 75% de la venta).

Comenta

Si tu comentario no tiene relacion con el articulo, es un simple spam o faltas el respeto a los otros usuarios, NO SERA PUBLICADO.