Recientemente el expresidente de EE. UU. Bill Clinton fue malinterpretado en sus declaraciones a la cadena televisiva CNBC durante una entrevista en el programa “Closing Bell”. Según los medios Bill Clinton sugirió que EE. UU aún se encuentra inmerso en la recesión. Analicemos qué sucedió.

La recesión mencionada no es otra que aquella que se inició durante el gobierno de George W. Bush causada por la crisis de las hipotecas conocidas como “Subprime” que consistía en realizar créditos hipotecarios de alto riesgo. Así con la liquidez dando vueltas en distintas partes, ante el riesgo se buscó restringir los créditos (sobretodo del orden hipotecario) y hacer que muchos beneficiarios paguen sus deudas vendiendo sus propiedades. Acto seguido, un repentino aumento en la oferta de las viviendas y el desplome de los precios. Para colmo, el pánico de los inversionistas provocó la caída de las diferentes bolsas a nivel mundial no siendo una excepción la de los EE. UU.



EE. UU. está de campaña política y muchos ámbitos financieros dependen de esta. Así cada palabra que se dice por aquellos que quieran ser partícipes en las campañas puede inclinar la balanza en la decisión de los electores. Bill Clinton dice estar en las filas a favor de la reelección de Barack Obama sin embargo sus últimos comentarios tuvieron que ser rectificados (aclarados a buen entender). En la entrevista que le realizaron se entendió que EE. UU. sigue todavía en la recesión económica lo que no favorece a la campaña de Obama. El mismo día, el portavoz de Bill Clinton dio a conocer un comunicado aclarando el asunto: EE. UU. todavía vive las secuelas de la recesión (no está en recesión pero solo vive las secuelas de esta).

No hay artículos relacionados

Comenta

Si tu comentario no tiene relacion con el articulo, es un simple spam o faltas el respeto a los otros usuarios, NO SERA PUBLICADO.